MEMORIAS


Andres Aguilera

Apasionado por las tres disciplinas que le gustaba llamar a el skate, surf y Snowboard.
Vivió su vida entorno a estas tablas todo giraba alrededor de ellas.
Las amistades, los destinos, el clima, todo.
Si quedaba tiempo le gustaba crear con mosaicos y hablar de los pájaros y animales de la cordillera como las vizcachas que siempre vimos en los piedrones de Farellones desu patio que adoraba.
Seguiremos surfiando la vida como tú lo hiciste y disfrutaremos las tormentas de nieve pensando en ti!.
Te queremos y te llevamos dentro de nosotros 
La banda.
Spiro Razis.

Fue la persona mas verdadera en las tres disciplinas en que nos manejamos, reconocido y respetado por las bandas mas fuertes en el surf y el skate, talentoso y con estilazo mi broder se le va extrañar mucho en la montaña, como vecino, amigo, hermano y compañero de aventuras.
Manuel Díaz.

Una enseñanza que me deja la historia de Oruga, su ser y su pasar, es que no sabemos cuanto tiempo tenemos y cuando esto va a cambiar. Vivir intensamente cada momento, seguir nuestro sueño y poner atención a lo que nos rodea son cosas que compartí con el y que hoy retumban en mi. Nuestra amistad giró en torno a estos principios.
El vivió intensamente y eso provocó una huella marcada en cada deporte que practicó. Fue admirado y reconocido en las tres disciplina de tablas; surf skate y snowboard. Conversar con el sobre ellas era poesía. Y reír con el de estupideces llenaba los momentos de alegría.
Siempre tuvo metas. Las tormentas traían novedad a cada bajada, las marejadas un destino y la posibilidad de encontrar el gemón (como el le llamaba a una ola perfecta), la calle era expresión y estilo. Todo esto era visto con un ojo critico, prestando atención a cada detalle, proyectando conocimientos adquiridos combinados con fantasías de niño.
Espero llevarte conmigo y traspasar mi experiencia tan influenciada por tu amistad.
Cristian Wehrhahn.

El oruga era un sabio que vivió como el quiso su vida. fiel a su pasión por  el mar y las montañas.
Era una de esa personas  únicas de personalidad y tenia todo el estilo y talento  para deslizarse en su pasión que era las tablas  alucinaba con cada  ola, montaña o transición. 
Siempre  en búsqueda del momento  mas  perfecto  para  deslizar ya fuera la condiciones que fuese, la luz, colores y calidad,  le daba  lo mismo  todo, el estado de sus equipos ( llenos de  hoyos ), podía dormir 4 meses en la costa o en la montaña con su cocinilla y balón de gas  una ves que ya estaba arriba de su tabla la destrozaba ya fuera concreto, agua o nieve.
con su vestimenta y personalidad única riéndose día día haciendo lo posible para anda todos los días del año y hacer su pasión que era su verdadero amor.
Doy gracias de la vida de haberme puesto al Oruga como un hermano que aprendimos juntos, que la naturaleza nos dio los momento mas lindos ya fuera en el mar o la montaña para deslizarse y aprender a gozar la vida.
JP Audisio.
a