La Playa Wines


En un trabajo mancomunado se nutren unos de otros,
desde la recolección de semillas de plantas nativas hasta volver al parque


A seis meses del lanzamiento de La Playa Wines con la misión de ser un “vino con propósito”, ya se ven los aportes de utilizar su negocio como herramienta de protección y cuidado del medio ambiente, específicamente siendo la primera viña de Latinoamérica en ser miembro de 1% FOR THE PLANET (1FTP), organización sin fin de lucro que reúne a más de 3.000 marcas en el mundo y que ha canalizado donaciones por sobre 285usd mm desde su creación desde 2002.
En esa línea, anualmente la viña se comprometió a donar el 1% de las ventas a través de 1% FOR THE PLANET a ONG’s que tengan como objeto la protección del Borde Costero. En ese orden los montos entregados este año se destinaron a la Fundación Punta de Lobos para su programa de reforestación de flora nativa del Parque Punta de Lobos, que prevé restaurar su ecositema de flora nativa reproduciendo desde semillas, más de 19 especies de plantas que serán replantadas en el parque que tiene una superficie de 2,2 hectáreas, siendo visitado por más de 550.000 personas al año, por lo que el desafío de buscar esa restauración con ese nivel de carga genera una gran contribución a la restauración del borde costero.
“El propósito se fundamentó en ser parte del proyecto, involucrándonos en desarrollar una marca de vinos sustentable, producida en forma responsable, preocupada por el medioambiente y generando un impacto positivo en la comunidad. El éxito de nuestro negocio lo medimos en base a cuanto puede aportar a la reconstrucción y preservación del Borde Costero de Chile. Vinculamos lo enológico con un propósito, lo que ha hecho sentido en los consumidores quienes lo aprecian y se constata al superar todas las expectativas de ventas en 2021, con un 119 % más de lo esperado en todo el portafolio de vinos de La Playa Wines”, explica Nicolás Sutil, presidente de La Playa Wines.
“Por ello a medio año recorrido, se han reproducido en el Vivero Pumahuida 16 especies de flora nativa las que suman un total de casi 4.000 plantas que se complementan a los cactus que estamos reproduciendo hace años para consolidar un plan de restauración ecosistémico completo y no solo de algunas especies. Estamos más que agradecidos del aporte de La Playa Wines de aproximadamente 3.000 plantas, además de generar varias instancias de educación ambiental y trabajos entorno al cuidado del parque y el borde costero. Si combinamos el proyecto de repoblación de especies, las jornadas colaborativas y la educación de los miles de turistas que nos visitan, podemos hablar de una restauración y cuidado mucho más ecosistémico, donde las especies y personas que lo habitan se nutren unas de otras haciendo una comunidad de individuos” afirma Patricio Mekis, encargado de sostenibilidad de la Fundación Punta de Lobos.


“Como complemento a los aportes del 1% de las ventas a las causas de protección del borde costero, necesitamos como sociedad enfocarnos en dos primicias. La primera es el "mínimo impacto", es decir, desafiarnos a producir  lo mismo , pero con menos impacto , y la segunda, es  que cada empresa debería  buscar una "causa" para  aportar en la recuperación y protección del medio ambiente , porque frente a la crisis del cambio climático la colaboración de todos es fundamental. Esperemos que iniciativas de conciencia empresarial como la nuestra  inspiren a otras empresas  a unirse en la causa de colaborar y todos juntos cuidar nuestro planeta. En el trabajo de equipo, se levantan las necesidades reales del territorio logrando las soluciones que se sostendrán a largo plazo”, enfatizan Mekis y Sutil.