COMPRA MENOS EXIGE MAS


Patagonia llama a las personas a exigir algodón orgánico para cuidar suelos y medio ambiente

Vivimos una crisis ambiental sin precedentes donde la industria de ropa y calzado aporta con al
menos el 10% de dióxido de carbono y produce 92 millones de toneladas de desechos al año. En
este escenario, tú tienes el poder de cambiar la forma en que funciona la industria textil y tus
compras pueden tener un gran impulso para conseguirlo. Es a lo que apunta la campaña de
Patagonia “Compra menos, exige más” cuyo objetivo es hacer un llamado a las personas para que
tomen conciencia del impacto que se está generando en la naturaleza.
La convocatoria es a no comprar si no es necesario y a demandar un cambio en las empresas que
se traduzca en políticas de justicia ambiental y social, tal como lo ha hecho la marca outdoor desde
sus inicios.
Algodón orgánico por sobre algodón convencional
Una de las primeras políticas adoptadas por la marca outdoor hace ya 30 años fue cambiar el
algodón utilizado en la fabricación de las prendas, el que hasta ese entonces era su principal fibra.
Todo comenzó luego que un grupo de personas de la tienda en Boston, Estados Unidos,
presentaran dolores de cabeza. Tras una investigación, detectaron que desde la ropa de algodón
emanaba vapor de formaldehído como consecuencia de la producción de la fibra que se aleja de lo
natural. Si bien el algodón es una planta, su cultivo bajo estándares convencionales incluye
esparcir en el suelo organofosforados para matar todos los organismos vivos, un químico que
puede dañar el sistema nervioso central de las personas.
La acción que siguió fue concreta: desde 1996, la marca outdoor usaría únicamente algodón
orgánico. Macarena Sánchez, Directora de Marketing de Patagonia Chile, cuenta un poco sobre
este proceso: “En 18 meses se cambiaron 66 productos creando una línea de suministro desde
cero. Y desde esa fecha hasta ahora el algodón virgen utilizado se ha cultivado de forma orgánica.
Todo lo que hacemos genera un impacto en el planeta, por eso siempre estamos buscando la
forma de reducir el impacto social y medioambiental y entregando información a las personas
para concientizar, ya que tienen en sus manos el poder de contribuir a generar un cambio en la
industria”.
Así, se incorpora el concepto de “orgánico regenerativo” LINK que actualmente conlleva a ser
parte de un proyecto piloto que involucra a 550 granjas que producen algodón orgánico en India y
donde además se acompañará su proceso para certificarse como orgánicas regenerativas.
Este es un cambio importante si se piensa que actualmente menos del 1% del algodón que se
cultiva en el mundo hoy en día es orgánico, por lo tanto aún queda mucho camino por recorrer,
pero es importante dar los próximos pasos en un corto plazo. Según el Grupo Intergubernamental
de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), el uso de tierra para fines agrícolas, silvícolas y de
otra índole general supone el 23% de las emisiones de gases de efecto invernadero.

¿Cómo puedo aportar?
La industria textil responde a las demandas de las personas y, en esta línea, puedes aportar
exigiendo más a las marcas como mejoras en sus políticas sobre el impacto que generan en el
medio ambiente, pidiendo que usen materiales reciclados, prácticas que ayuden en la salud de los
suelos, entre otros. Al mismo tiempo, puedes hacer presión a través de tus compras. Así, puedes
optar por ropa de algodón orgánico y fibras recicladas, prendas que sean multifuncional y de
calidad, también puedes comprar ropa usada, apoyar iniciativas de empresas y organizaciones que
hagan ropa de manera responsable o incluso reparar tus prendas dándole mayor vida útil. Todas
estas formas serán un aporte en la reducción de huella de carbono y tus elecciones tendrán el
poder transformador para ayudar a disminuir tu impacto sobre las personas y el planeta.
Impacto positivo en lo ambiental y social
Optar por algodón orgánico por sobre el convencional para cuidar los suelos es solo una de las
iniciativas que Patagonia lidera para impactar de forma positiva en el planeta, ya que entiende que
el contexto es adverso.
Y de la mano de la justicia ambiental, va también la justicia social que la marca desarrolla a través
de su programa de Donaciones Ambientales en todo el mundo y también mediante el programa
de Fair Trade o Comercio Justo que vela por condiciones laborales y de seguridad justas para las
personas que son parte de la línea de producción. A la fecha, este último se traduce en 66 mil
personas que forman parte de este programa y que gracias al pago de una prima que Patagonia
paga por cada prenda, puedan mejorar su calidad de vida.
De esta forma, esta empresa B invita tanto a sus pares de la industria como a las personas a
informarse y a repensar la forma de hacer la ropa, para ser parte de una transformación que busca
mejorar la salud y la vida del planeta.
Conoce más sobre el algodón orgánico.
Conoce cómo se llegó al algodón orgánico. Ve el video aquí
Si quieres saber más sobre la huella de impacto de Patagonia en el mundo, ingresa aquí.
Infórmate sobre el costo oculto de la ropa.