WORK WEAR


Patagonia incorporó la línea de ropa de trabajo Work Wear combinando tela de cáñamo, poliéster reciclado y algodón orgánico.

Inspirada en la fuerza de aquellas personas que día a día realizan un trabajo duro, Patagonia
refuerza su línea de ropa de trabajo Work Wear con Iron Forge Hemp Canvas, la gran resistencia
del cáñamo industrial, una de las fibras naturales de mayor rendimiento y un material original que
suele utilizarse en la fabricación de cuerdas y telas para trabajo.
Las prendas son más duraderas y están hechas especialmente para quienes trabajan en climas
inhóspitos y requieren ropa capaz de resistir las inclemencias al aire libre. Esta tela además
entrega respirabilidad y libertad de movimiento, una comodidad necesaria para cualquier tipo de
tarea u oficio.
Y como el objetivo de Patagonia es continuar un camino hacia un impacto positivo en el medio
ambiente, el 55% del cáñamo industrial utilizado mejora la salud del suelo y es cultivada sin
pesticidas. Asimismo, 27% del poliéster de esta línea es reciclado, por ende reduce la dependencia
del petróleo para fabricar materias primas y utiliza soluciones basadas en la naturaleza, como
algodón orgánico, para controlar las pestes y construir suelos saludables.
Pantalones, camisas y chaquetas para mujer y hombre son parte de la versatilidad de esta
temporada que también diseña sus costuras en base a la certificación de Comercio Justo, un
programa que busca apoyar una mejora en la calidad de vida de miles de trabajadores y
trabajadoras y que a la fecha cuenta con más de 66 mil participantes.
Si quieres conocer más de la línea de ropa Work Wear, ingresa a la tienda en línea de Patagonia.
Sobre Patagonia
Fundada por Yvon Chouinard en 1973, Patagonia tiene su sede en Ventura, California. Certificada
como B-Corp desde diciembre de 2011 la firma sobresale como la primera del mencionado estado
en alcanzar este logro; su misión es estar en este negocio para salvar nuestro hogar, el planeta
Tierra. Desde el año 2013, la marca impulsa el programa Worn Wear, como una forma de alentar a
las personas a cuidar bien sus equipos, lavarlos y repararlos cuando sea necesario. La idea es
mantener la ropa, independientemente de la marca, en circulación durante el mayor tiempo
posible y cuando llegue el momento de un reemplazo, hacerlo con una prenda durable, para así
bajar el impacto del consumo indiscriminado en el medioambiente.
La marca de ropa outdoor dona el 1% de sus ventas a apoyar el trabajo de ONGs que llevan
adelante causas ambientales. Esta iniciativa está enmarcada dentro del movimiento “1% para el
Planeta”, impulsado por Yvon Chouinard (fundador de Patagonia) y Craig Mathews (fundador de
BlueRibbon Flies). Este pensamiento global inspira a empresas e individuos a respaldar soluciones
medioambientales bajo la creencia de que el poder de la acción colectiva para proteger el medio
ambiente puede más que la lucha individual.
Además, la compañía ha donado desde 1985, en el marco de este programa, 110 millones de
dólares en apoyo a organizaciones ambientales de base. En territorio nacional, Patagonia ha
donado más de 400 mil dólares a 48 ONGs locales, entre las entidades beneficiadas se encuentran:
Ecosistemas, Fundación Relaves, Acceso Panam y Corporación Cultiva.